“Chiche” Fernández: Un Grande

Publicado: 24 de abril de 2012 en Quequén
"Chiche" Fernández en lo suyo, con los motores

"Chiche" Fernández en lo suyo, con los motores

Aureliano “Chiche” Fernández, para los que están empapados del automovilismo deportivo en todos los niveles, es como el papá de muchos, o el hermano mayor. La persona a la que se le puede pedir una sugerencia a la hora de armar un motor o cualquier otro elemento mecánico, no sólo de competición, sino también de cualquier tipo.

Formado al lado de Don Héctor Aguillón, aquel hombre que también estuvo siempre junto a los mecánicos guiándolos y brindándoles sus servicios, “Chiche” fue cultivando su perfil, ese que lo caracteriza entre sus pares,  y se hizo una persona amable, simple, frontal y dispuesto siempre a tender una mano al fierrero que lo necesita, hoy desde su propio establecimiento de Rectificación de Motores, que explota en forma conjunta con su hijo Germán.

A ese estilo tan personal, le ha sumado siempre su permanente entrega, sin importarle el sacrificio que significa dedicarle el tiempo que fuera necesario para modelar  una pieza, adaptar un elemento o hasta fabricarlo con sus manos si no había otra salida. En síntesis, es uno de los típicos mecánicos argentinos de aquellos que en muchas ocasiones han asombrado al mundo por su talento y con sus logros.

Pero a estos párrafos que no son nada más que lo que realmente ha mostrado en su dilatada trayectoria con los motores, le tenemos que agregar sus éxitos deportivos con diferentes pilotos, componentes de distintas peñas. Tal vez, lo más saliente fue lo que hizo con Jhonny De Benedictis, al que llevó a grandes realizaciones en el Turismo de Carretera, consagrándose con el motor que le armó para que el piloto de Necochea ganara con Dodge su primera carrera en la categoría más importante del país.

Hoy ha dejado la competición, y su última etapa como preparador la hizo armando el motor Fiat 128 a Juan Cruz Lavié, con brillantes actuaciones en las categorías del Atlántico. De todos modos, diariamente se acercan a su taller de la calle 34 pilotos y preparadores para hacer una consulta o traerle algún elemento para que le meta la mano. Y ahí lo encuentran, siempre dispuesto a responder y a colaborar con todos sin guardarse nada. Sin dudas: Un Grande.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s