Nuevos valores en APSE

Publicado: 26 de abril de 2012 en Quequén
Daniel Galván, motorista y principal asesor de su hijo Leandro.

Daniel Galván, motorista y principal asesor de su hijo Leandro.

Muy buena impresión están causando los nuevos valores que se han incorporado en los últimos tiempos a las filas de APSE. Este automovilismo zonal, que siempre ha sido la escuela de grandes pilotos en todos los niveles, continúa incorporando participantes que, en su mayoría, son jóvenes que recién empiezan a conocer los secretos de esta actividad deportiva tan metida en el gusto de nuestro pueblo. Hemos visto así, por citar a algunos, al hijo de Beto Mónaco, de Lobería, a los juarenses descendientes de los históricos García y otros también de familias conocidas en este deporte.

Como parte de esa camada de sangre nueva, está Leandro Galván, que con sus juveniles 16 años, ya lleva cinco carreras en la Categoría Minicross. Claro, cuenta con el respaldo de su padre Daniel, que es uno de los integrantes del grupo de experimentados de la Monomarca, que dice que no va a correr más, pero por las dudas sigue manteniendo el auto.

Decía de la importancia del respaldo para cualquier principiante, porque de esa manera se acortan los tiempos de aprendizaje y adaptación a algo nada fácil como es correr en autos. Leandro Galván tiene a su padre y a su hermano que le ayudan en las carreras, entonces su mayor preocupación es llevar el auto, mantenerlo en pista y situarlo en las posiciones de privilegio.

Y no le va tan mal, ya que en la cuarta carrera, que fue la primera de esta temporada en San Cayetano, logró el segundo tiempo en la clasificación y ganó una semifinal, en una división que arrancó el año con casi veinte autos en parque cerrado y que promete tener un campeonato con cierta paridad entre varios autos y de las dos marcas que componen el grupo: Fiat y Renault.

Claro, y acá también puede decirse que ha tenido que ver la experiencia de Galván padre, porque para empezar fueron a buscar un buen auto que les permitiera disponer de una herramienta noble a la hora de las carreras. Así, decidieron comprar el Minicross que pertenecía a Santiago Tabarés, construído por éste con la ayuda de Roberto Pico, lo que en alguna medida les garantizaba lo que pretendían. Veremos que sucede en el futuro, pero los nuevos valores aparecen mostrando las uñas, aprendiendo y dispuestos a codearse en lo más alto con los más experimentados. Bienvenidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s